VaYishlaj | Y envió

Parashá No. 8 – VaYishlaj (Bereshit 32:3 – 36:43; Haftará: Oseas 11:7–12:12; Abdías 1-21; Escritos Apostólicos: Marcos 12:1 – 12:44)

VaYishlaj Significa “y envió”

Yaakov se propone reconciliarse con su hermano y se prepara presentes muy grandes para aplacar su ira. Una de esas noches u hombre pelea con él hasta amanecer sin lograr vencerlo por lo que le disloca la coyuntura del muslo, entonces recibe la bendición que marca el inicio oficial del pueblo: “Ya no será tu nombre Yaakov, sino Israel, porque has luchado con El Eterno y con los hombres, y has prevalecido.”, fue la bendición. Yaakov se reencuentra con Esav y se abrazan para luego seguir caminos diferentes.

Luegto se narra como Dina, hija de Yaakov (ahora Israel), es violada y los hijos de Israel (Shimon y Leví), planean que ese pueblo se circuncide a quienes atacan en el día de mayor dolor matando a todos los varones saquean la ciudad y toman todo. Yaakov ordena a todos cambiar sus vestidos para subir a Betel y hacer un altar al Eterno, quien le ratifica todas las promesas de bendición y numerosa descendencia.

Camino a Betel Rajel da a luz con mucha dificultad y muere; su padre llama a ese hijo Benyamín. Luego Reuvén se acuesta con Bilháh, concubina de su padre. Yitsjak muere a los 180 años. Esav y Yakoov nuevamente se separan viviendo en diferentes lugares con sus familias. De la descenbdencia de Esav nace Kóraj, producto de un incesto entre Elifaz, primogénito de Esav, y su segunda esposa. En Edom gobernarían ocho reyes antes de que los hijos de Israel tuvieran un rey.

La reconciliación entre hermanos, es central para que ae cumplan los propósitos de El Eterno.