Vayeirá | El apareció

Parashá No. 3 – Vayeirá (Bereshit 18:1 – 22:24; Haftará: 2 Reyes 4:1-37(A); 4:1-23(S); Escritos Apostólicos: Marcos 4:21 – 6:56)

Va Yerá Significa “y apareció”

Avraham se esmera en atender a los tres Malaj enviados de El Eterno quienes le anuncian el nacimiento de su hijo Yitsjak, luego se levantan y van hacia Sedom y Amorá entregadas al pecado por lo cual El Eterno decide destruirlas, momento sublime en el que Avraham intercede en favor de los posibles justos que allí habiten. Únicamente autorizan salvar a Lot y su familia, luego de que toda la ciudad quisisra cometer pecado contra los enviados de El Eterno, ratificando su degradante condición.

Los Malajim deciden apresurar la destrucción de la ciudad y Lot y su familia huyen a las montañas, a una ciudad pequeña llamada Zoar. La mujer de Lot mira atrás y es convertida en estatua de sal. Luego de la destrucción, las hijas de Lot embriagan a su papá y conciben hijos de él. La mayor llama a su hijo Moav y la menor Ben-amí. Estos dos hijos se convierten en los pueblos moabita y amonita. Nuevamente Avrham miente sobre la relación con su esposa y El Eterno una vez más interviene y frutoi de ello, todas las mujeres de ese reino son sanadas de su esterilidad.

Nace Yitsjak y es circuncidado a los ocho días. Luego comienzan los inconvenientes con su hijo Ismael y Avraham, por orden de El Eterno despide a su esposa Hagar junto con Ismael. Luego Abraham hace pacto con Avimelej, rey de los filisteos y se queda allí durante muchos años.

Luego El Eterno le pide a Abraham que sacrifique a su hijo, prueba que Abraham supera con creces y sin dilación. Luego llama el ángel desde el cielo para proterle bendiciones para su descendencia. Luego vuelven a Beer-Shava y habitan allí un tiempo.

Más sobre esta parashá