Shemot | Nombres

Parashá No. 13 – Shemot (Shemot 1:1 – 6:1Haftará: Isaías 27:6–28:13; 29:22-23; Jeremías 1:1 – 2:3; Escritos Apostólicos: Lucas 1:1-2:20)

Shemot Significa “nombres”

En Egipto, luego de la muerte de Yosef se levanta un nuevo Rey quien nota que Israel es más fuerte y numeroso que Egipto y promueve que sean oprimidos duramente, proceso que aumenta día a día, hasta que se ordena matar a los niños nacidos del pueblo de Israel, lo que El Eterno evita. Entonces el faraón ordena echar al río a todos los recién nacidos que sean niños.

De allí, sale la historia de Moshé, a quien finalmente cría una hija del Faraón, encargándoselo directamente a su propia madre. Moshé cuando crece por evitar una riña mata a un egipcio entonces huye, llegando a Mydian, en donde recibe a Tsiporá como esposa dando a luz un hijo. Moshé se dedica a apacentar el rebaño de Yitró, su suegro; un día El Eterno se le revela al lado de un arbusto ardiendo que no se consume.

En esta visión Moshé recibe la misión de traer libertad a su pueblo de la opresión de Egipto, lo que le debe explicar a su pueblo. El Eterno le da la facultad de realizar algunos milagros para que vean que está con él y le crean, inclusive permite que su hermano Aharón sea su voz. Moshé vuelve a Egipto para enfrentar al Faraón y solicitar dejar ir al pueblo. La esposa de Moshé circuncida a su hijo.

El pueblo cree ante las señales de Moshé y Aharón, quienes van a Faraón para pedir salir; el Faraón impide su salida y aumenta su carga de trabajo y opresión. Ante la angustia, El Eterno le responde a Moshé: “Ahora verás lo que haré al faraón; porque por la fuerza los dejará ir; y por la fuerza los echará de su tierra.”