Kóraj

Parashá No. 38
Bemidbar 16-17-18  Haftará: Shemuel I 11:14- 12:22

Koraj, Datan, Abiram y On se levantaron contra Aharon y Moshe junto con docientos cincuenta hombres, estos eran varones de renombre. Reclamaron a Moshe diciéndole que no solo ellos eran santos sino que ellos podían ponerse por encima del ´pueblo. Así que Moshe dijo a Koraj que el Eterno elegiría con quién estaba Él.

Moshe mandó a llamar a Datan y Abiram pero no quisieron venir, así que Moshe pidió al Eterno no recibir su ofrenda. Y mando Moshe a que cada uno, de los que se habían revelado, que tomaran incensario y se presentaran a la puerta del tabernáculo para presentarse al Eterno.

Al presentarse Moshe advierte a toda la asamblea que se aparten de las tiendas de estos hombres para evitar que perezcan y declaró Moshe si estos hombre mueren de muerte natural sabrán que el Eterno no me envío pero si el Eterno hace que el suelo se los traga sabrán que él me envío. Al terminar de hablar la tierra se abrió y los consumió a ellos y sus familias y hubo fuego que consumió a los doscientos cincuenta varones.

El furor del Eterno fue tal que quiso acabar con todo el pueblo, pues su queja y murmuración era constante así que Moshe envío a Aharon que se pusiera en medio del pueblo con incienso, para que cesara la mortandad y el Eterno no exterminara a todos, sin embargo murieron catorce mil seiscientos.

Pidió el Eterno a que se pusiera una vara por cada jefe de cada tribu, y El escogería la vara del varón que él escogería. Y resultó que a la mañana siguiente la vara de Aharon floreció, reverdeció y le brotaron almendras, así el Eterno hiso para testimonio.

Más sobre esta parashá