Haazinu: Oigan

Devarim 32:1 – 32:52

En Esta parashat se describe el canto que Moshe dejaría al pueblo como recordación, este cántico lo hace el día de su muerte.

El canto dice que se pregunte a los padres y ancianos lo que el Eterno hizo por el pueblo, de dónde lo sacó y los grandes prodigios que hizo, que le dio de comer miel y uvas. Sin embargo, adoraron a otros dioses y se embriagaron con otros dioses. 

Por esto y escoger, vendría sobre el pueblo maldición, menciona la expansión a todas las naciones, sin embargo, el Eterno juzgará al pueblo, pero llegado el momento se arrepentirán y reconocerán al Eterno como único Dios.

Todas estas palabras las recitó Moshe y terminado recomendó al pueblo cumplirlas a cabalidad. Terminado esto, Mandó al Eterno a subir al monte Nebó y le dejo ver la tierra de Kenaan. Allí en este monte Moshe subió al igual que Aharon cuando murió y recuerda que es debido a las aguas de Meribat- Kadesh al no santificar su nombre.

Más sobre esta parashá