Bemidbar | El remanente

Parashá No. 34 – Bedmidbar – 1- 4:20 Haftará: Hoshea 2:1-22  

El Eterno habló a Moshe en el desierto del Sinaí, mando a hacer el censo los varones mayores de veinte años que son aptos para la guerra por cada tribu. Además escogerán unos varones que serían líderes de las tribus y jefes de Israel.

  1. Reubén: cuarenta y seis mil quinientos             46.500
  2. Shimón: cincuenta y nueve mil trescientos        59.300
  3. Gad: cuarenta y cinco mil seiscientos cincuenta  45.650
  4. Yehuda: setenta y cuatro mil seiscientos            74600
  5. Isajar: cincuenta y cuatro mil cuatrocientos       54.400
  6. Zebulún: cincuenta y siete mil cuatrocientos      57.400
  7. Yosef:
  • Efraín: cuarenta mil quinientos                    40.500
  • Manashé : treinta y dos mil doscientos         32.200
  1. Binyamín: treinta y cinco mil cuatrocientos   35.400
  2. Dan: sesenta y dos mil setecientos              62.700
  3. Asher: cuarenta y un mil quinientos            41.500
  4. Naftalí: cincuenta y tres mil cuatrocientos    53.400

Todos los contados fueron 603.550 seiscientos tres mil quinientos cincuenta.

Pero la tribu de Leví no debía ser censados con las demás tribus. Aclaró el Eterno que los leviím se harían cargo de todo lo concerniente al templo y los cuidados de los utensilios y ellos habitarían alrededor del tabernáculo, para ensamblar y desarmar en los momentos los indicados.

Dividió en familias a los Leviím: Merarí al norte, Kehat al sur, Gershón al oeste, Moshe y Aharón al este. Así mismo fue dada la ubicación para cada tribu, la cual debían acampar alrededor del Mishkán estructurando el Majané, campamento, en cuatro divisiones que cubrían los puntos cardinales importantes.

Más sobre esta parashá