Asanala Waiin

Proyecto Kesher - Guajira

Entonces el Señor Di-s formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida (nishmat jaim); y fue el hombre un ser viviente” Gen 2:7

¿Qué es Asanalaa Wain?

Es aliento de vida del Creador. Con este proyecto pretendemos emprender cambios para generar vida a las comunidades que habitan en el desierto de Guajira Colombia.

El primer Hombre (Adán Harishon) yacía como una masa sin vida, como una roca silenciosa y Elohim insufló en su nariz el aliento de vida y solo entonces el hombre llegó a ser un alma viviente”.

Así como sucedió con Adán, el anhelo de este proyecto es poder llevar ese aliento de vida para que la tierra árida y desértica sea un ser viviente, convirtiéndose en una tierra fértil y sus pobladores puedan alimentarse con sus frutos.

¿Por qué La Guajira?

Colombia es un país con complejas características a nivel social, económico, geográfico, político y demográfico. Es considerado, además, una de las regiones con mayor desigualdad en el mundo. A pesar del mejoramiento de diversos indicadores de desarrollo en los últimos 20 años, la mortalidad infantil continúa representando un reto a nivel nacional y mundial, con una marcada desigualdad entre las distintas regiones del mundo. Esta desigualdad contradice el principio de “salud para todos” y de entender la salud como un derecho fundamental.

La Organización Mundial de la Salud ha reportado que 5.9 millones de niños menores de 5 años murieron por causas prevenibles en 2014. El 43% por enfermedades infecciosas principalmente neumonía, diarrea y malaria, con cerca de la mitad de las muertes causadas directa o indirectamente por la desnutrición.

En Colombia, la mortalidad infantil ha presentado una tendencia al descenso en los últimos años. Sin embargo, de acuerdo con el Análisis de Situación de Salud (ASIS) la mortalidad por desnutrición en menores de 5 años alcanzó una tasa de 8.04 por cada 100.000 menores de cinco años en 2016, con un aumento respecto a los 5 años anteriores. Las tasas de mortalidad por desnutrición más altas se presentaron en los departamentos más pobres que incluyen La Guajira, Chocó, Putumayo, Vichada, Guainía y Vaupés.

Las intervenciones que se han llevado a cabo para abordar la problemática se enfocan en un modelo asistencialista que ha logrado mejorar parcialmente esta situación, sin embargo, la solución definitiva en un sistema de salud altamente fragmentado que se suma a las particularidades de esta región requiere un abordaje integral.

Con base en previas intervenciones y las estrategias propuestas por las diferentes entidades de salud, se propone un proyecto integral que impulse el desarrollo autónomo de las comunidades con un abordaje culturalmente sensible. Se plantea el establecimiento de programas nutricionales pertinentes y sostenibles, a través de la garantía de disponibilidad de agua para estas regiones que corresponde a una de las principales limitaciones de estas comunidades. Se pretende impulsar y diversificar las prácticas productivas propias de la cultura, para alcanzar la seguridad alimentaria y nutricional como parte de las dimensiones de salud propuestas en el plan decenal de salud pública, teniendo como base fundamental la participación de la comunidad.

¿Qué vamos a hacer?

El proyecto Asanalaa Wain tiene el objetivo de abordar la problemática de la desnutrición infantil en la ranchería el Huracán en la Guajira (Colombia), desde una perspectiva integral. Siguiendo el modelo de los Kibutz en Israel, el objetivo es crear una comunidad productiva que juegue un papel central en el desarrollo económico de la región, de la misma forma que los kibutz cumplieron un papel central en el desarrollo económico de Israel, integrando tecnología, prácticas innovadoras, adaptación y desarrollo continuo.

¿Cómo lo vamos a hacer?

El proyecto se llevará a cabo en las siguientes fases:

Caracterización de las poblaciones de estudio, intervención, monitoreo y evaluación.

En la fase inicial de caracterización el objetivo es estimar la prevalencia de desnutrición en niños menores de cinco años pertenecientes a la Ranchería el Huracán, en La Guajira Colombia, e identificar los factores de riesgo asociados. Así mismo, por medio de espectrometría de imágenes de la zona correspondiente a la Ranchería el Huracán, los distintos usos de suelo factibles asociados a uso en agricultura y reconocer en campo evaluando el potencial y las prácticas necesarias para llevar a cabo cultivos sostenibles y altamente proteínicos.

La segunda fase de intervención estará basada en los hallazgos derivados de la caracterización de las poblaciones de estudio,  se busca plantear la implementación de programas nutricionales pertinentes y sostenibles, garantizando disponibilidad de agua para esta región con el fin de impulsar prácticas productivas innovadoras.

Las áreas en las cuáles se hará énfasis durante la intervención serán:

Educación en salud, cultura y problemáticas normalizadas, solidaridad y trabajo en equipo, educación en medio ambiente y tecnología, y espiritualidad. La base fundamental para que nuestra intervención sea exitosa, sostenible y reproducible será el énfasis en participación comunitaria con el objetivo de lograr un empoderamiento por parte de los habitantes de la ranchería con el fin de mejorar su entorno y ganar control sobre su salud.

Asanalaa Wain será un proyecto innovador que logre alcanzar la seguridad alimentaria y nutricional para la región. Partiendo de prácticas exitosas desarrolladas en países como Israel se pretende construir un camino que lleve al conocimiento y empoderamiento de la comunidad, en idioma wayúu (wayuunaiki) “Alatulee junainmuin watujajnruujee”.

¿Dónde se ejecutará el proyecto?

La ranchería el Huracán, que se encuentra ubicada en la región de Mayapo, municipio de Manaure, a orillas del atlántico. Al igual que la mayoría de las rancherías, se encuentra asentada de manera dispersa con limitadas condiciones de bienestar para la comunidad como la dificultad para el acceso a diversos servicios básicos que incluyen, agua, electricidad, internet y servicios de salud, entre otros. La zona de intervención está compuesta aproximadamente por 300 personas, (50,7% mujeres y 49,3% hombres).

Las principales actividades económicas son la pesca para consumo local y comercialización informal en Riohacha, y las artesanías, que incluye la confección de mochilas para comercialización en Riohacha. Las viviendas corresponden a ranchos pequeños sin divisiones funcionales, con una cocina y un baño en condiciones subóptimas que se ubican en el exterior del rancho. La separación entre viviendas es de 30 o 50 metros. Algunas familias cuentan con corrales en precarias condiciones para el pastoreo de chivos y cuidado de gallinas.

La comunidad presenta un alto porcentaje de desempleo (75%). Existe una sede educativa en la que únicamente asisten los menores de 12 años. Es decir, un total de 40 o 50 menores. El espacio educativo cuenta con un salón de regular tamaño y un comedor. En la misma aula funcionan 5 cursos de forma alternada. Adicionalmente existen dos unidades comunitarias de atención (UCA) del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) que prestan atención a 36 niños. Sin embargo, las condiciones del lugar no son óptimas y los padres no envían a los menores a las instalaciones.

El lugar no cuenta con un puesto de salud. Los habitantes deben recorrer en motocicleta, carro o bicicleta 8 km hacia el centro poblado más cercano en Mayapo o 20 km hasta Riohacha para encontrar alguna atención médica.

La comunidad cuenta con un líder de autoridad tradicional (Morris Bouriyu), que ejerce funciones de representante legal de la comunidad. Los Wayúu son una comunidad indígena cuyo resguardo presenta condiciones sociales y de gobierno particulares.

Nuestro Equipo

Contamos con un equipo profesional de alta calidad en las áreas de salud, educación, cultura Wayúu, investigación de suelos, cuerpos de agua y cultivos. Además de un equipo audiovisual y de comunicaciones.  

Ya se realizaron visitas exploratorias para identificar las necesidades reales de esta comunidad, también acercamiento a los líderes de la ranchería el Huracán con el fin de conocer sus impresiones y voluntad de participación.

Actualmente el equipo se encuentra preparando todas las estrategias de intervención y a la espera de salir rumbo a la Guajira para hacer este sueño posible.

¿Qué necesitamos?

Estamos levantando el cronograma de actividades y el presupuesto para dar un valor estimado a este trabajo, todas las donaciones en dinero o donaciones en especie relacionadas con los equipos que se requieren son bienvenidas y suman para llevar a cabo la ejecución de este proyecto.

Lo importante es que quieras ayudarnos a trazar este camino y quieras sembrar en esta tierra.