Parashá

Vayigash

Génesis 44:18 - 47:27
Por : Martha Tarazona


¿CÓMO HABITAR EN TIERRA DE GOSÉN?

Cómo podemos habitar en Gosén en tiempos de dificultad, hambre, enfermedad, soledad, dolor, etc?.

La palabra de Di-s nos enseña que todo obra para bien, y sea cual sea nuestra necesidad Dios lo permite con un propósito, “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” [Rom. 8:28].

En Génesis 37-50, la Torá nos relata la vida de José, y cómo el Eterno permitió todo lo que sucedió en su vida con un propósito:

1. Dios permitió que fuera un hijo anhelado, antes de nacer, un milagro, quien quita la afrenta de una mujer por su esterilidad. “Y se acordó Dios de Raquel, y la oyó Dios, y le concedió hijos, y concibió, y dio a luz un hijo, y dijo: Dios ha quitado mi afrenta, y llamó su nombre José” [Gén. 30:22-24].
2. Dios permitió que José fuera el hijo más amado de Yacob ya que era el hijo que le había dado su amada Raquel.
3. 
Dios permitió que su padre Yacob le demostrara ese amor que era mayor al de sus otros hermanos. “Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores” [Gén. 37:3]
4. Dios permitió que sus hermanos lo despreciaran: “Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente” [Gén. 37:4].
5. Dios permitió que José le contara los sueños a sus hermanos y más tarde Dios le dio el don de interpretar los sueños.
6. Dios permitió que fuera vendido a los midianitas mercaderes y luego a Potifar, oficial de faraón en Egipto.
7. Dios permitió que fuera un hombre de hermoso aspecto para que lo deseara la mujer de su amo. Dios permitió la tentación y probó su corazón, expresando José que él no pecaría contra Elohim. Dios permitió que estuviera preso, y Dios siguió permitiendo todo, para qué?

Cuál era el propósito de todo lo que Dios permitió?

1. El propósito era utilizar a José como un varón prudente y sabio que gobernara la tierra de Egipto para que el País no pereciera de hambre [Gén. 41:36].
2. El propósito era utilizar a José como un instrumento de salvación para sus hermanos, su padre y toda su casa.
3.El propósito era utilizar a José para que su familia viviera en Gosén.

Qué era Gosén?

La palabra Gosén en hebreo por gematría equivale a # 353, el mismo valor numérico para: casa, Dios es grande, bendiciones, soy elegido de Dios, fuego celestial, la luz de yo soy.

Gosén era una de las ciudades de Judá, descrita en Josué 15:51, “fue la tierra en la que José hizo habitar a su padre y a sus hermanos, y les dio propiedad en la tierra de Egipto, en lo mejor de la tierra, en la tierra de Ramesés, como mandó Faraón” [Gén. 47:11].

Era una tierra de prosperidad: “Así habitó Israel en la tierra de Egipto, en la tierra de Gosén; y tomaron posesión de ella, y se aumentaron, y se multiplicaron en gran manera” [Gén. 47:27].

Era una buena tierra: “La tierra de Egipto delante de ti está; en lo mejor de la tierra haz habitar a tu padre y a tus hermanos; habiten en la tierra de Gosén…” [Gén. 47:6].

Tierra apartada: “Y aquel día yo apartaré la tierra de Gosén, en la cual habita mi pueblo, para que ninguna clase de moscas haya en ella, a fin de que sepas que yo soy Elohim en medio de la tierra” [Ex. 8:22]. “Solamente en la tierra de Gosén, donde estaban los hijos de Israel, no hubo granizo” [Ex. 9:26].

Ven a mí y habitarás en Gosén: “Daos prisa, id a mi padre y decidle: Así dice tu hijo José: Dios me ha puesto por señor de todo Egipto; ven a mí, no te detengas. Habitarás en la tierra de Gosén, y estarás cerca de mí, tú y tus hijos, y los hijos de tus hijos, tus ganados y tus vacas, y todo lo que tienes” [Gén. 45:9-10]

Estimado Lector, lo que Di-s está permitiendo en nuestra vida, tiene un propósito y después de que pasemos por la dificultad, Él quiere que entremos en Gosén, pero debemos entender estas tres cosas: 1) Lo que Di-s permite 2) Cuál es el propósito. 3) Poder entrar y disfrutar la tierra de Gosén.

1. Lo que Di-s permite: De cada situación que vivió José, Él pudo sacar lo mejor de sí, sin ver en esa situación una catástrofe, aun estando en la cárcel, Dios lo prosperaba en todo lo que hacía.

 Cómo nos hacemos mejores personas afrontando las dificultades de la vida?
– No importa lo bajo que hayas caído siempre existe la posibilidad de que llegues a un lugar mucho mejor de donde estabas, la inteligencia está en darse cuenta de eso y aprovecharlo. (1)
– A cada persona le pasa una o más cosas malas en la vida, lo inteligente es mirar lo que nos ocurre, entenderlo y salir más fuerte de la experiencia sabiendo que hay más oportunidades en la vida y mejores. (1)
– Los acontecimientos no son casuales, los acontecimientos son oportunidades de crecimiento, no somos el producto de la casualidad, Dios rige nuestra vida, (1)
“¿Quién será aquel que diga, que sucedió algo que el Señor no mandó?, De la boca del Señor no sale lo malo y lo bueno? “[Lm 3, 37-38].

 Cuál es el propósito? José no sabía cuál era el propósito, del desprecio de sus hermanos y su dolor debió haber sido muy grande, saber que sus propios hermanos deseaban su muerte, que lo vendieron, engañaron a su padre, lo alejaron de su familia siendo joven (17 años). Sin saber las bendiciones que venían, Él seguía luchando, dando lo mejor de sí, aceptando su realidad y al final pudo servir. Si queremos servir en el reino de Dios, debemos ser probados, como lo fue José, debemos ser refinados como el oro, debemos aprender a afrontar las dificultades, ser fuertes y valientes: “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas” [Jos. 1:9].
Disfrutar la tierra de Gosén: Así como José fue un salvador para Egipto y su casa, y dijo: “ven a mí, no te detengas. Habitarás en la tierra de Gosén, y estarás cerca de mí”, así mismo, nuestro padre celestial por medio de su hijo Yeshúa Ha Mashiaj, nuestro salvador quiere que entremos en Gosén, que vayamos a Él, y que estemos cerca de Él. Que obedezcamos sus mandatos y Él nos dará las bendiciones de la tierra prometida: “yo daré la lluvia de vuestra tierra a su tiempo, la temprana y la tardía; y recogerás tu grano, tu vino y tu aceite. Daré también hierba en tu campo para tus ganados; y comerás, y te saciarás” [Dt. 11:14:16).

En tiempos de dificultad, hambre, enfermedad, soledad, dolor, debemos entender que es con un propósito: entrar y descansar en la tierra de Gosén, tierra de prosperidad y nuevas oportunidades.

Referencias

1. Rav Moshe Bendahan. Aprendamos de las dificultades de la vida. Shalom. Disponible en: http://www.rtve.es/alacarta/videos/shalom/shalom-aprendamos-dificultades-vida/2036123/