Parashá

Vayetze

Génesis 28:10 - 32:2
Por : Martha Tarazona


Clama a mí

A continuación se citarán cuatro  historias con algo en común: la esterilidad y el clamor, y cómo el clamor al padre celestial, abrió cada matriz para dar a luz hombres con un propósito específico para la humanidad.

De Yacob salieron las 12 tribus de Israel y entre éstas José, el hijo de su amada Raquel.

- SARA- ABRAHAM 

De Sara, la Torá relata de su esterilidad, del cambio de nombre que hizo Di-s a Saray y a Abram y de que Abraham sería padre de naciones y Sara sería madre de naciones.

En Génesis 16:2, Sara habla de su esterilidad “Dijo entonces Sara a Abram: Ya ves que Di-s me ha hecho estéril…”. Luego, Di-s le cambia el nombre a Abram: “y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchas naciones” [Gén. 17:5], pero a Sara su esposa, también le cambia el nombre: “Dijo también Elohim a Abraham: A Sara tu mujer no la llamarás Saray, más Sarah será su nombre” [Gén. 17:15].

Di-s introduce la letra en Hebreo ה (Hey, valor numérico 5), en ambos nombres. Según lo expresa Rashí (Gén.II,4), “esta letra es el símbolo de la fecundidad, con ella creó Di-s este mundo, y esta fue la letra que añadió Di-s a los nombre de Abraham y Sarah para que tuviesen ambos la facultad de procrear” (1).

Di-s le promete un hijo Abraham y Sarah, y la promesa de que será madre de naciones y que reyes de pueblos vendrán de ella [Gén. 17:16]. “Y llamó Abraham el nombre de su hijo que le nació, que le dio a luz Sara, Isaac” [Gén.2:3].

- REBECA- ISAAC

La Torá, relata que Rebeca era estéril, “y oró Isaac a Di-s por su mujer, que era estéril, y lo aceptó Di-s y concibió Rebeca su mujer” [Gén. 25:21] y habían gemelos en su vientre, Esaú y Yacob. En esta historia, Isaac clama y Di-s responde.

- RAQUEL Y YACOB

“Y Yacob amó a Raquel, y dijo yo te serviré siete años por Raquel tu hija menor” [Gén. 29:18]. Sin embargo, igual que las historias anteriores Raquel era estéril [Gén. 29:31].

Como en el caso de Sara, Raquel dio sus siervas a Yacob para tener hijos por medio de ellas, pero al final, “se acordó Di-s de Raquel, y la oyó Di-s y abrió su vientre y concibió y dio a luz un hijo… y llamó su nombre Yosef, al decir añada Di-s a mí otro hijo” [Gén. 30:24]. Y Di-s le concibió otro hijo: Benjamín.

- ANA-ELCANA

En 1 Samuel 1:11, la biblia nos relta de otra mujer estéril, Ana esposa de Elcana, “…aunque Di-s no le había concedido tener hijos” [1 Sa. 1:5].

En esta historia, Di-s no les cambia el nombre, sin embargo tanto Elcana (אלקנה = 186), como Anah (אנה=56), en hebreo tienen la letra hey (ה). Di-s tampoco le hace una promesa a Ana, de tener un hijo, como lo hizo con Sarah, Di-s escuchó su clamor “y Elcana se llegó a Ana su mujer, y Di-s se acordó de ella” [1 Sa. 1:19]. Y Ana concibió y le puso por nombre Samuel [1 Sa. 1:20].

En los cuatro casos anteriores, se puede determinar que las mujeres tenían en común la esterilidad y cómo el Eterno abrió sus vientres para que de ellas nacieran hombres de Di-s como Isaac, Jacob, José y Samuel.

En cada caso Di-s obró de una manera diferente, en Sara y Abraham, cambiándoles el nombre y haciéndoles la promesa.

En Rebeca e Isaac escuchando el clamor de Isaac. En Raquel y Jacob, Di-s escuchó el clamor de Raquel y obró. Y por último en Ana y Elcana, Di-s escuchó el clamor de la mujer y abrió su matriz.

De estas mujeres nacieron hombres con un gran legado para la humanidad, de Raquel-Lea-Jacob y sus siervas, nacieron las 12 tribus de Israel. [Gén. 29:31-24].

- De Lea-Yacob (6 hijos, 1 hija- Dina):

1. Rubén: Miren un hijo
2. Simeón: Escuchar. Di-s escuchó que Lea era menospreciada.
3. Levy: Unir. Esta vez se unirá mi marido conmigo, porque le he dado a luz tres hijos.
4. Judá: Alabaré. Alabaré a Di-s.
5. Isacar: Recompensa. Di-s me ha dado mi recompensa por cuanto di mi sierva a mi marido.
6. Zabulón: Morará. Morará conmigo mi marido porque le di 6 hijos.

- De la Sierva de Lea (Zilpa)- Yacob ( 2 hijos):

1. Gad: Dicha-Fortuna. Dijo Lea vino la dicha.
2.Aser: Feliz. Y dijo Lea “para dicha mía porque las mujeres me dirán dichosa”.

- De la Sierva de Raquel (Bilha)- Yacob (2 hijos)

1. Dan: El juzgó
2. Neftalí: Luché. Luché con mi hermana y he vencido.

- De Raquel-Yacob (2 hijos)

1. José: El añade. Añada Di-s a mí otro hijo. Di-s ha quitado mi afrenta.
2. Benjamín: Hijo de la mano derecha. (Y murió Raquel cuando lo dio a Luz).

Cuando Yacob muere, bendice a sus 12 hijos, que representan las 12 tribus de Israel, y a José que fue el hijo esperado de su amada Raquel, lo pone de príncipe entre sus hermanos [Gén.49:22-26] “Rama fructífera es José, Rama fructífera junto a una fuente,
Cuyos vástagos se extienden sobre el muro. Por el Di-s de tu padre, el cual te ayudará, Por el Di-s Omnipotente, el cual te bendecirá, con bendiciones de los cielos de arriba, con bendiciones del abismo que está abajo, con bendiciones de los pechos y del vientre. Las bendiciones de tu padre, Fueron mayores que las bendiciones de mis progenitores; Hasta el término de los collados eternos, serán sobre la cabeza de José, y sobre la frente del que fue apartado de entre sus hermanos”.

En la primera historia de Sara y Abraham, una promesa era que reyes de pueblos vendrán de ella [Gén. 17:16], entonces, de Sara y Abraham, viene Isaac, de Isaac y Rebeca viene Yacob; y de Raquel y Yacob viene José, y comienza a cumplirse la promesa, que vendrían reyes, y de la misma genealogía viene nuestro mesías Yeshúa, hijo de Yacob, hijo de Isaac, hijo de Abraham [Mt. 1:1-17], rey de reyes y señor de señores.

Si del clamor de una mujer estéril, pudo venir nuestro Mesías, Él es quien escucha nuestro clamor y nos dice, en cualquier situación, en cualquier esterilidad sea personal, laboral, familiar o sentimental “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” [Jer. 33:3].

Referencias

(1). Munk Elie (2001). La voz de la Torah. Comentario del pentateuco. Edición original en francés, fundación Samuel y Odette Levy. Segunda Edición.