Parashá

Miketz

Génesis 41:1 - 44:17
Por : Martha Tarazona

 

LLAMADOS A SER COMO JOSÉ

La vida de José representa el proceso para cumplir con el propósito que el eterno tiene en cada vida.

¿Estás preparado para cambios inesperados en tu vida?

Es sabido que los nombres tienen un significado que marcan una vida y una historia. En el caso de José  (חוזה) su nombre por gematría equivale a # 26 que corresponde a palabras como hermandad, ellos confesarán, las letras del nombre sagrado, a mi padre le encantó.

De acuerdo al Strong es la palabra #3130 que significa el que añade, aumentar, aprovechar, bendición, multiplicar, superar, crecer, mayor [1]. El nombre de José fue cambiado por Farón, en el momento de su  nombramiento como virrey, por Safenat Panea, según Onkelos y Rashi este nombre significa el que explica las cosas ocultas, en alusión a la facultad que tenía José de interpretar los sueños [2]. De acuerdo a la gematría equivale a #761 que corresponde al más grande de la historia, aliyah a la Torá y un hombre ejemplar.

La vida de José representa el proceso para cumplir con el propósito que el eterno tiene en cada vida, como se muestra a continuación:

De amado a odiado: José amado y favorito de su padre Jacob por ser hijo de su amada Raquel, odiado por sus hermanos por la preferencia de su padre y por los sueños que él les compartía.

Del pozo a la esclavitud: “Y cuando pasaban los madianitas mercaderes, sacaron ellos a José de la cisterna, y le trajeron arriba, y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a José a Egipto” [Gén. 37:28].

De mayordomo a preso: Siendo mayordomo de la casa de Potifar oficial de Faraón, el eterno lo prosperaba en todo lo que emprendía. Sin embargo, huyó del adulterio y fue acusado de deshonra por la mujer de Potifar y fue llevado preso.

De preso a intérprete de sueños: José ejerció el don dado por el eterno de interpretar sueños y sirvió al copero y al panadero.

De la cautividad a la libertad: “Entonces Faraón envió y llamó a José. Y lo sacaron apresuradamente de la cárcel, y se afeitó, y mudó sus vestidos, y vino a Faraón” [Gén. 41:14].

De la interpretación a la promoción: Gracias al don de interpretación dado por el eterno, del sueño del faraón de las siete vacas y las siete espigas, José fue promovido como gobernador de Egipto, solo Faraón era mayor que Él.

De uniforme de preso a vestiduras reales: “y lo hizo subir en su segundo carro, y pregonaron delante de él: !!Doblad la rodilla!; y lo puso sobre toda la tierra de Egipto” [Gén. 41:43].

De intérprete de sueños a sabio financiero: José utiliza el don de sabiduría dado por el eterno, con el cual se establecían los planes, las estrategias, los diseños organizacionales, el conocimiento y la sabiduría para la generación de riqueza [3].

De odiado a amado: José se revela a sus hermanos, los perdona y manda por su padre y toda su casa, y se da cumplimiento a los sueños que tuvo de joven.

El eterno cumplirá su propósito en cada vida [Sal. 138.8].  En el caso de José, tuvo el valor de perdonar a sus hermanos porque entendía que el eterno lo permitió. José pasó su desierto siendo esclavo, estando preso y esperando que el copero se acordara de él e intercedería con el faraón, aún en estos momentos de sequía en su vida el eterno le bendecía y lo exaltaba, sea cual sea nuestro desierto el eterno ha prometido en su palabra que nunca nos dejará ni nos desamparará [Det. 31:8].

José ejerció los dones de interpretación de sueños y sabiduría y estos dones fueron los que le abrieron las rejas de la cárcel y la puerta espaciosa para gobernar a Egipto.

José pasó de uniforme de preso a vestiduras reales, esta historia es similar al llamado que hizo David a Mefiboset el cual era de la casa de Saul. Mefiboset estaba en lodebar (#3810 strong: sin pastos, gematría # 376: escondite, oculto) y David le dijo no tengas temor, porque yo haré misericordia, te devolveré lo que era tuyo, y tu comerás siempre a mi mesa como uno de los hijos del rey [Sam 9 1-13].

El rey de reyes y Señor de Señores, nuestros salvador Yeshúa HaMashiaj, nos manda a llamar, y debemos salir rápidamente como salió José de la cárcel y como salió Mefiboset de Lodebar, en los dos casos no estaban en un lugar de confort, era un lugar de prueba de escasez, de dificultad, pero tuvieron que salir en un momento inesperado, tuvieron que esperar al tiempo de Di-s pero salieron a la casa del Rey, se colocaron vestiduras reales, comieron en la mesa del rey y sus vidas nunca más fueron iguales.

Amigo lector, el rey nos llama cada día para que salgamos de nuestra propia cárcel, de nuestro propio Lodebar, de nuestras propios muros y cadenas, porque quiere hacernos libres y quiere que nos sentemos a su mesa como uno de sus hijos, y seamos prósperos en todo lo que emprendamos y nos vistamos con vestiduras reales y comamos manjares en la mesa del rey, el tiempo de la salida del desierto depende de la búsqueda personal del rey de reyes y Señor de Señores que está ahí para sacarnos apresuradamente.

Referencias

[1] Strong, James (2003). Concordancia Strong exhaustiva de la biblia. Editorial caribe.

[2] Munk, E. (2001). La voz de la torah. Comentario del Pentateuco. Segunda edición. Págs. 1876.

[3] Muratori, JL (2010). Finanzas pro diseño. GateKeeper Publishing, LLC. Pág.202.