PÉSAJ

Pésaj es la primera conmemoración del ciclo de fiestas bíblicas. Las personas que nunca han celebrado estas fiestas o solamente han participado de algunas, se pueden sentir como quien llega a la mitad de la película. Lo ideal es, que busquen la oportunidad de ver la película completa, participando de todo el ciclo.

Por otra parte, aquellos que han gozado de las fiestas durante varios ciclos, saben que cada año hay cosas nuevas para aprender, que van aclarando su significado. Esperamos que cada nuevo ciclo sea mucho mejor que el anterior y que podamos comprender cada vez más su mensaje, alcanzando la revelación plena de Yeshúa, como el Mesías de Israel.

Todas las fiestas bíblicas involucran aspectos socioculturales, personales y proféticos sobre el Mesías de Israel, Yeshúa HaMashiaj.

¿Qué se conmemora?
Pésaj es la fiesta de la libertad. En ella se recuerdan los sucesos que permitieron a los hebreos -descendientes de Abraham- liberarse del yugo de esclavitud en Egipto. Fue Moisés quien lideró este acontecimiento por orden de Elohím.

En ese tiempo, en cada casa hebrea se sacrificó un cordero y con su sangre fueron marcados los dinteles de sus puertas. Esta señal de sangre sirvió para proteger del ángel de la muerte, a los que estaban en la casa.

Referencia bíblica sobre la fiestaA
“En el mes primero, el día catorce del mes, al anochecer, es la Pascua del SEÑOR” (Levítico 23:5).

Tiempo de conmemoración
Pésaj se celebra el día de luna llena del primer mes del año bíblico, es decir nisán. Éxodo 12:2 afirma que nisán es un mes tan especial, que HaShem lo designó como el principal entre los meses:
             “HaJodesh haze lajem rosh jodashim rishon hu lajem lejodshei hashana”.
             “Este mes será para ustedes el más importante, pues será el primer mes del año”.

Las santas convocaciones de HaShem son tiempos de comunión, importantes en la Torá. Son recordatorios de un momento y propósito determinado. Cuando sincronizamos nuestro tiempo con los tiempos de HaShem, enriquecemos nuestra vida y empezamos a entender la Torá, a vivificarla, saciando la necesidad de D-os que hay en nuestra vida. Es así que vivimos con plenitud los tiempos señalados en la Torá.

Cada festividad y cada mes del año tienen un correlato asombroso con la vida de Yeshúa, el Mesías de Israel. Antes de Yeshúa, el pueblo gentil era ajeno a estas fiestas, pero su sacrificio nos hizo participes de las promesas para su pueblo.

Al respecto, Proverbios 15:23 afirma:
            “…y una palabra en su tiempo, ¡cuán buena es!”.

El Talmud también declara:
“Kol ha kore pasuk bzmano mebi tobah la olam sheneemar vedabar beito mah tob”.
“Todo el que lee un versículo (de la Torá) en su tiempo trae bendición al mundo”.

 ¿Qué se necesita para traer bendición al mundo?
Leer la Torá en su tiempo.

¿En qué momentos dice una persona, que recibió una bendición o que algo fue bendición en su vida? 
Cuando recibe algo en el momento más oportuno ¡Cuando D-os le provee de aquello que ha estado esperando!

Normalmente, toda persona anhela y agradece las bendiciones que llegan a su vida, el mundo entero necesita bendición, ¿cuál es la manera de traerla?
Leyendo y estudiando acerca del tiempo en el que estamos, en el momento señalado... ¡Esto es vivir con el tiempo de Di-s!

Lo invitamos ahora a preguntarse acerca de, ¿qué momento bíblico está viviendo?, ¿es tiempo de qué?, ¿qué conmemoración se acerca?